El implante dental, es un sustituto artificial de la raíz de un diente perdido o gravemente deteriorado. Estos implantes fabricados en titanio se integran en el hueso, y sirven para dar soporte a dientes artificiales creados a medida según las características del paciente. Es la solución más eficaz y segura y ofrece unos resultados estéticos inmejorables. Además a diferencia de otras técnicas es una medida permanente, por lo que una vez colocados no hay que volver a preocuparse.

El proceso de implante comienza por una fase de diagnóstico y planificación, en la que se estudia la calidad ósea y sus características anatómicas. Posteriormente, y bajo una anestesia local, se procede a la colocación del implante con la máxima precisión. Una vez colocados los implantes dentales se han de colocar las piezas que van a suplir los dientes, es decir las prótesis.

En la Clínica Dental Duque de la Victoria trabajamos con el moderno sistema de cirujía guiada en 3D, el cual permite una precisión absoluta, mayor fiabilidad y rapidez en la intervención.